Seguridad vial, Llega el Aribag exterior en los vehículos

 En Sin categorizar

ZF Friedrichshafen AG es una empresa que se está tomando muy en serio la idea de crear un Airbag exterior para hacerlo aún más seguro.

Sin duda la seguridad en un vehículo es fundamental, y el Airbag es un gran invento, aunque tiene algunas desventajas ya que cuando aparece casi siempre estalla en la cara y eso puede causar daños, su función, la de evitar que tengamos el máximo daño posible, la cumple.

En ese sentido ZF se ha preguntado ¿Y si ponemos la misma tecnología en el exterior del coche? y eso mismo es lo que lleva estudiando y trabajando desde hace 10 años y a empezado a mostrar los primeros resultados.

ZF confirma que la tecnología finalmente está lista para los fabricantes de automóviles la compren.

Los airbags externos funcionan igual que los internos, son versiones exteriores más grandes que salen de lugares sorprendentes desde el interior del coche. Con el sistema de ZF, cada umbral lateral (la carrocería exterior debajo de las puertas del automóvil) contiene un airbag que recorre toda la longitud de las puertas. Los sensores en el coche estarán atentos a cualquier objeto que pueda chocar contra el lateral del coche. Cuando las computadoras deciden que un choque es inminente e inevitable, se despliegan desde el umbral lateral, revelando el airbag en no más de 100 milisegundos.

¿Y si ponemos la tecnología en el exterior del coche?

 

Una ventaja de los airbags exteriores es que dispersan las fuerzas del impacto. Un auto que viene en dirección contraria sobre el golpe contra el costado de su vehículo golpearía con la superficie relativamente pequeña de su parachoques delantero, y una superficie aún más pequeña si golpea en ángulo. Pero cuando un coche choca con un airbag inflado, la fuerza de impacto se propaga a través del airbag y a lo largo de la estructura lateral del vehículo, lo que reduce las cargas energéticas.

ZF dice que su tecnología reduce las intrusiones en la cabina de pasajeros entre un 30 y un 40 por ciento, y reduce los niveles de lesiones entre un 20 y un 30 por ciento.

ZF equiparía a los vehículos con varios tipos de sensores para identificar cuándo llenar los airbags, porque cada tipo de vehículo tiene su propia especialidad. Las cámaras, por su parte, son las mejores para reconocer objetos diferenciando, por ejemplo, entre una motocicleta pesada y una bicicleta ligera. También suelen tener un campo de visión más amplio que los sensores de radar, por lo que pueden ver un coche entrante antes.

Los sensores Lidar son la última pieza del rompecabezas. Pulsa las ondas de luz hacia los objetos entrantes y mide la forma en que las ondas se reflejan hacia atrás. De esta manera, crean imágenes tridimensionales detalladas de todo lo que ven. En el punto en el que un choque se hace inevitable, las latencias de respuesta corta de los sensores y las rápidas frecuencias de actualización permiten que el sistema detecte y rastree rápidamente cualquier objeto en movimiento que esté a punto de chocar con el coche.

Incluso pequeños cambios en la dirección de un objeto entrante durante estos milisegundos finales podrían cambiar drásticamente la forma en que los airbags deben engranar, por lo que el lidar debe ser rápido y preciso.

Airbag Exterior, Diseñado desde cero

Debido a que la tecnología ZF se integra en el conjunto de sensores a bordo del vehículo y requiere espacio en áreas estructurales clave, no se puede reequipar en un automóvil que no haya sido diseñado teniendo en cuenta los airbags externos. El vehículo necesita ser diseñado desde el principio para dejar espacio para el módulo de los airbags, los infladores, los sensores y los diseños de los alféizares laterales.

Este es el principal problema de este sistema de seguridad, convencer a las empresas de automóviles de que añadan otro conjunto de sensores a sus vehículos, ZF diseñó su conjunto de sensores para que funcionen a doble o triple potencia por lo que la industria debería coordinar sus propias cámaras y sensores en subsistemas de seguridad computarizados propios. De todas formas ZF confirma que algunos de sus sistemas podrían utilizar los mismos sensores empleados en los sistemas de advertencia de salida de carril o de corrección de carril activos que se encuentran en los coches nuevos.

Los airbags externos también podrían funcionar en combinación con sistemas orientados hacia el futuro, como los sistemas de aviso de colisión que alertan al conductor cuando el coche está a punto de chocar con algo, y los sistemas automáticos de frenado de emergencia, que frenan automáticamente el coche si el conductor no frena o no actúa de forma evasiva. El control de velocidad constante adaptativo, que permite que el coche siga el ritmo automáticamente con el coche que tiene delante en las carreteras, es otro sistema que utiliza este tipo de sensores.

Los primeros airbags externos ZF podrían estar en los coches de producción en un plazo de dos años aunque la compañía debe navegar por una serie de incógnitas ya que está en las primeras etapas del proceso para aclarar posibles obstáculos y despejar el camino para la introducción en el mercado de esta tecnología.

Entradas Recientes

Start typing and press Enter to search