¿Cómo conducir un coche automático?

 En Conducción

Un coche automático elimina de la conducción las tareas de manipulación que tiene el cambio manual proporcionandonos mayor confort y seguridad especialmente en ciudad.

Efectivamente, es más fácil conducir un coche automático que un coche manual pero si no estamos habituados o lo hacemos de modo incorrecto acabaremos teniendo averías.

Para evitarlas vamos a darte unos consejos para conducir un coche automático:

Algunos consejos para conducir un coche automático

Familiarizarse con los pedales

En el coche automático solo tenemos dos pedales: el pedal de la derecha sirve para acelerar y el de la izquierda es el que usaremos para frenar.

En un coche manual estamos acostumbrados a usar el pie izquierdo para pisar el embrague y lo hacemos fuerte y mecánicamente. Así que habrá que acostumbrarse a que ya no estamos usando una transmisión manual, ni caja manual, ni pedal de embrague.

Recomendación: Usa el pie derecho para manejar ambos pedales incluso si eres zurdo. El pe izquierdo puedes colocarlo descansando en el reposapiés.

Arranque del coche

Teniendo el coche detenido y con el freno  de estacionamiento como punto de partida. Tendremos que desactivar el freno de parking, pisar el pedal de freno, accionar el contacto, seleccionar la posición D(Drive) o la R(Reverse) si salimos marcha atrás, después quitar cuidadosamente el pie del freno para que la palanca deje de estar bloqueada y en ese momento el coche empieza a moverse y estamos listos para circular

Usar la caja de cambios de un coche automático

La palanca de cambios dependerá del tipo de caja de cambios automática que tenga el coche. La más habitual y  sencilla en la PRND:

P (Parking)

Para inmovilizar el vehículo y estacionarlo con seguridad. Para evitar romper la traba de transmisión asegurate de que tu vehículo esté detenido por completo antes de seleccionar la P. Tampoco olvides usar el freno de mano cuando aparques sobre todo si se trata de pendientes pronunciadas, de ese modo, el peso del coche no desgastará más la caja de lo normal.

R (Reverse)

La marcha atrás. Recuerda que si vas a pasar de D a R debe ser con el coche totalmente detenido. Así evitarás más de una reparación innecesaria.

N(Neutral)

Equivale a lo que siempre ha sido el punto muerto. Nunca uses esta posición cuando el coche esté en marcha ya que las cajas automáticas modernas pueden cortar el suministro de combustible al motor provocando que las ruedas hagan que el motor gire y no al revés. Ten en cuenta que no llevar ninguna marcha mientras estamos circulando gasta más gasolina,daña la transmisión y es mucho más peligroso.

En un semáforo o en un atasco, no necesitas seleccionar la N ya que las cajas automáticas soportan perfectamente la fuerz del motor en posición D cuando el vehículo está detenido.

D(Drive)

Es la posición de conducción. Como te decíamos antes nunca pases de D a R para evitar desgastar de forma prematura la transmisión automática.

La palanca de los coches automáticos tienen un botón para desbloquearla y seleccionar el modo de marcha. Para seleccionar D lo haremos con el freno pisado y pulsando el botón de la palanca para que se vaya al punto idóneo.

Tu coche automático adaptará la marcha a la velocidad a la que circules

Según la presión  que hagas sobre el freno y el acelerador tu coche decidirá cuál es la marcha más conveniente. Por eso no te asustes si al pisar a tope el acelerador el cambio reduce dos o incluso tres velocidades.

Desde Grupo Marthe esperamos que todos estos consejos te ayuden a conducir mejor, más seguro y sin averías. Y si las tienes ponemos a tu disposición nuestra red de talleres y servicio de grúas.

Entradas Recientes

Start typing and press Enter to search